El ayuno como práctica alternativa para bajar de peso y quemar grasa.

Luego de escuchar, leer y ver cientos de estudios, vídeos, reportajes e investigaciones sobre las innumerables maneras de perder peso, me encuentro con los beneficios del ayuno como el mecanismo más efectivo para lograrlo, desmintiendo varias teorías establecidas y aplicadas por millones de personas, incluyéndome, relacionadas a que comer varias veces al día acelera el metabolismo, o que el desayuno es la comida más importante del día, o a la necesidad de evitar que nos dé hambre porque el cuerpo se quede sin energía. MITOS DEL PASADO.

Como esta nueva teoría me parece tan controversial, decidí probarlo por varias semanas y de esta forma observar cómo reacciona mi cuerpo. Dicha decisión la llevo a cabo en función de las propiedades saludables más que en términos de apariencia física. No cuesta nada experimentar.

Beneficios del Ayuno Intermitente

  • Regula tres hormonas fundamentales: Leptina (regula la saciedad), grelina (aprendes a identificar si realmente tienes hambre y permite controlar la ansiedad) e insulina (mantiene glucosa en sangre en niveles bajos lo que permite acceder a los depósitos de grasa como fuente de energía).
  • Es una forma natural de desintoxicación de tu cuerpo.
  • Reduce inflamación y estrés oxidativo en las células de todo el cuerpo, es decir, retrasa el envejecimiento.
  • Te da claridad mental ya que tu cuerpo destina la energía anteriormente dedicada a mantener un sistema digestivo en constante actividad a optimizar otras funciones regalándote vitalidad diaria.
  • Disminuye la ansiedad porque aprendes a valorar el estado real de hambre. Nuestro hábito actual de comer viene dado por el bombardeo de alimentos procesados que tenemos a disposición.
  • Retrasa el envejecimiento celular y alarga la vida, mejora la circulación y limpia la obstrucción de vasos sanguíneos, restaura el bienestar del estómago y del tracto intestinal.
  • Capacidad de resetear el sistema endocrino e inmunoneurológico.
  • Incrementa notablemente la percepción y la sensibilidad durante el ayuno. Es beneficioso a nivel emocional, ya que sientes mayor poder sobre uno mismo, lo que incrementa la confianza y la autoestima. Se produce una sensación de bienestar por el logro alcanzado y se desarrolla la tolerancia a la frustración. Quienes ayunan suelen ser personas más tranquilos, autocontrolados y sensibles de sí mismos.

Tipo de ayunos:

  • 12/12: Ideal para empezar. 12 horas en ayuno y 12 horas distribuidas para ingerir alimentos. Por ejemplo: última comida del día 08:00 pm y primera comida del día siguiente 8:00 am (incluye las horas de sueño).
  • 16/08: Ventana de ayuno de 16 horas Vs. Ingesta de alimentos de 8 horas restantes.
  • 20/04:  Ventana de ayuno de 20 horas Vs. Ingesta de alimentos de 4 horas restantes.
  • 24 horas: Suele recomendarse una vez por semana, una vez estás adaptado dentro de la práctica, sobre todo los lunes para alcanzar un nivel de desintoxicación total del organismo. (se recomienda realizar ese tipo de ayuno cuando hayas pasado por la fase de adaptación, que puede variar de acuerdo al tipo de persona y a que tan dañinos eran sus anteriores hábitos).

Libérate de la adicción emocional con la comida

¿Qué bebidas te mantienen en ayuno?

  • Agua.
  • Agua con gas.
  • Café negro sin azúcar ni edulzante artificial.
  • Café negro y aceite de coco (consultar antes de ingerir)
  • Té solo o con jengibre y cúrcuma.

 

Advertencias

  • No equivale a comer pocas calorías en tus horas de ingerir alimentos, ni a comer desaforadamente, excediendo tu necesidad calórica diaria.
  • Se puede aplicar con cualquier tipo de dieta o régimen alimenticio de su preferencia, sin embargo, estudios revelan que la mejor combinación del ayuno intermitente es con una dieta cetogénica, si tu intención es bajar de peso ya que se usa la grasa como fuente de energía.
  • Surgen contraindicaciones cuando la motivación de esta práctica viene por el deseo de perder peso y se lleva al extremo, sin tomar en cuenta patrones alimenticios saludables o exceso de alimentos procesados.
  • Hay mucha presión externa que sabotea nuestra voluntad de seguir este tipo de práctica, por parte de a la industria alimenticia, ya que económicamente la industria no se beneficia de que la población deje de comer. Intereses económicos de por medio.
  • No es recomendable para personas con desórdenes alimenticios, que tengan indicios de sufrir anorexia o bulimia, personas por debajo de su peso, mujeres embarazas y lactantes deben consultar a su médico.

 

Mi experiencia

Actualmente práctico una dieta muy baja en carbohidratos.

(Leer más sobre este tema en mi artículo:  https://www.escapandodeloconvencional.com/cuerpo-sano-y-fuerte/vida-saludable/

  • Mis niveles de ansiedad bajaron notablemente.
  • Ha aprendido a conocer mi cuerpo e identificar cuando realmente tengo hambre.
  • Llego a la siguiente comida sin el acostumbrado desespero de hambre, que he sufrido siempre (sobretodo cuando comía varias veces al día).
  • Mis rutinas de ejercicio son menos estresantes (antes me llenaba de estrés porque hacer ejercicio representaba una tarea tediosa que debía cumplir diariamente como ir a trabajar).
  • He perdido peso y se ha reducido mis niveles de inflamación corporal.

La semana que viene subo una publicación sobre quienes no deben realizar el ayuno o quienes debe tener una supervisión médica cercana. Expondré el caso de mi papa, a quien le acaban de diagnosticar principios de Alzheimer y como una dieta bajo en carbohidratos, cero azúcar y siguiente la práctica del ayuno de manera responsable puede beneficiar a personas con enfermedades neurodegenerativa.

Escrito en octubre, 2018.

Atte. Virgi